• El mobiliario urbano de Silla no está en condiciones para las lluvias que han caído los últimos días.
  • Tras las lluvias acontecidas, Silla amanece con grandes charcos en su mobiliario urbano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cada vez que ocurren situaciones parecidas, las calzadas del municipio se inundan creándose balsas que hacen peligrar el libre paso de las personas viandantes.

Esto constituye un riesgo no solo para el vecindario, que tenemos que extremar la precaución, y para los vehículos motorizados, bajo el riesgo constante de patinar y sufrir accidentes.

Como se puede comprobar en las imágenes, en caso de lluvia o fuerte tormenta, el municipio de Silla no está preparado a nivel de infraestructuras. Quienes gobiernan desde hace años no se han preocupado de hacer pasos peatonales seguros, calzadas bien delimitadas y mejores sistemas de canalización de aguas.